¿Estás esperando un retraso?

Aquí seguramente no sabes que estás embarazada y probablemente ni siquiera has concebido a tu futuro bebé.

 Esto significa que, aunque esta es oficialmente la segunda semana de embarazo, la concepción no llega hasta un par de semanas después. Así que, el primer día de tu última menstruación es lo que contará tu ginecólogo como el primer día de embarazo y así irán haciendo cuentas de tu futuro como mamá. Tú embarazo. Tu nueva vida. 

Estas primeras semanas no tendrás síntomas que te permitan sospechar nada, sin embargo, sentir presión en la pelvis y caderas son algunas molestias que podrás sentir prontamente. Cabe señalar que 1 de cada 4 mujeres sufren el conocido sangrado de implantación, que consiste en una ligera pérdida de sangre ocasionada por la anidación del óvulo fecundado en la pared del útero. 

Esto pasa entre los 5 y 9 días después de la fecundación y el sangrado puede durar hasta 3 días; eso sí, es mucho más leve y oscuro que el sangrado por menstruación. ¿Te ocurrió? 

¿Cómo diferenciar el sangrado de implantación con la menstruación?

Tu vida va a cambiar para siempre y con seguridad será para bien. Ahora es momento de cuidarte y aunque quizá es consejo ya lo empezaste con anterioridad mientras buscabas a tu bebé; es importante que empieces a tomar ácido fólico, un suplemento que te ayudará al desarrollo fetal. 

También te invitamos a ser una buena paciente, pues ahora empezarás a visitar recurrentemente los hospitales, ginecólogos y laboratorios que te ayudarán a que esta nueva etapa sea tranquila y sobretodo segura. Sigue sus recomendaciones y evita los consejos caseros que en estas primeras semanas podrían poner en riesgo a tu bebé.

Pero espera, nos estamos adelantando un poco ¿no? ¡Aún no te has hecho la prueba de embarazo que confirmará tus sospechas! 

 Así que llegó el momento de comprar ese primer test de embarazo que confirmará la llegada del amor de tu vida.

¿Cuándo y cómo hacerlo?

 La hormona HCG se empieza a producir desde el día 9 después de la concepción y va aumentando en las semanas posteriores. Así que si el test de embarazo se ha realizado demasiado pronto puede ocurrir que haya un falso negativo en tu resultado. 

Ten paciencia y vuelve a hacer la prueba en un par de días mientras la hormona va aumentando, intenta que sea la primera orina de la mañana y haz que esa prueba sea limpia y segura. Una prueba de embarazo casera llega a tener una fiabilidad del 99.5% si se hace en el momento adecuado.

 El test de embarazo en orina es bastante preciso y su resultado es casi inmediato. Para luego confirmar ese positivo, también puedes recurrir a un análisis de sangre que será formulado por tu médico cuando él crea que esta prueba es necesaria y a partir de aquí empezará la historia más bonita del mundo para ti. 

 ¿Estas preparada para vivir esta aventura junto a nosotros? Te acompañaremos todo el viaje. 


Tata Gómez

Mamá bloguera

Historias bonitas y chiquitas de una Mamá imperfecta y feliz ♥️