Semana 7

Hoy tu bebé tiene el tamaño de un arándano y en estas semanas el embrión va ahora sí adoptando una forma cada vez más parecida a la de un bebé.

En esta semana 7 el embrión crece demasiado, y es que al principio de esta semana mide entre 4 y 5 milímetros pero al final de la misma semana habrá doblado su longitud, alcanzando los 12 o 13 milímetros ¡Increíble! ¿no? 

Ahora quizá te sientas más sensible, irascible o irritable.

Además de los cambios más evidentes,  tu cuerpo tiene importantes transformaciones en lo que se refiere al aspecto interno de la estructura ósea y de todos los Los cambios de humor serán constantes y por muy extraño que te parezca verte así en estos momentos, los que te rodean y tú deben saber comunicarse más, llenarse de paciencia y entender con mucha empatía y amor que estos cambios son propios del proceso que están viviendo.

Esta semana quizá sientas ardor de estómago y aunque es muy molesto te explicamos la razón: Es el reflujo gastroesofágico, una molestia por el paso de jugos gástricos muy ácidos desde el estómago hasta el esófago, causado por la compresión del estómago por el útero y la apertura del esfínter esofágico inferior.

Por eso es mejor evitar las comidas picantes o con muchos condimentos y procura no fritar en tantas de tus comidas.

Es preferible siempre hacer varias comidas al día de poca cantidad en lugar de muchas comidas. Si los síntomas te impiden una buena calidad de vida, consulta a tu médico, que te recomendará tomar algún fármaco antiácido que de seguro te hará sentir mejor.

En la semana 7 ya podrá verse el embrión en forma de punto blanco y, en su interior, el corazón latiendo (todos suspiremos).

Lo mejor para ti es realizar esta ecografía por vía vaginal, ya que por vía abdominal todavía es muy temprano para ver con profundidad a tu bebé. También debes saber que en algunos centros de salud esta es la semana en la que se hace la primera visita al obstetra para la primera ecografía.

Aquí se abre una historia clínica de tu embarazo, te preguntarán por embarazos y partos previos, así como sobre  la existencia de abortos o embarazos ectópicos.

Cuéntale con sinceridad a tu médico si tienes hábitos tóxicos porque lejos de regañarte, te ayudará a superarlos para darle a tu bebé una mayor seguridad y vida. También avísale de tus alergias a medicamentos. 

Es el momento también de que expongas al especialista la existencia de enfermedades hereditarias o malformaciones en la familia tanto materna como paterna, esto ayudará al doctor en los siguientes pasos a seguir en tu proceso.

¿Cuánto peso debo ganar en mi embarazo? Esto es muy relativo pues cada mujer es un mundo y subir más o menos de peso no te hace mala o buena mamá. Lo apropiado es ganar entre 1 y un 1,5 kilo por mes pero puedes conversarlo con el personal médico si no está sucediendo así.

A estas alturas seguro que tu pareja y tú están pensando cuándo y cómo contarles a los demás sobre el nuevo integrante.

 

Tata Gómez • Mamá bloguera

Historias bonitas y chiquitas de una Mamá imperfecta y feliz ♥️

@nomassopamama

7

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados