¡ACERTEMOS CON LOS JUGUETES!

¿No les pasa que compramos juguetes por comprar?, ¿por ver que alguien más lo hizo cuándo su bebé estaba pequeño? ¡Es normal!


Toma tiempo analizar cuáles aspectos y destrezas desarrolla más rápido nuestro bebé para así poder  escoger su juguete perfecto. ¡Es por eso que caemos! Compramos lo más colorido, lo más económico y lo que vemos que siempre compran los otros padres. ¡Pero no más!


Empecemos con esta guía práctica para escoger el juguete ideal, para nuestro bebe o para obsequiar.


Los bebés ante todo, necesitan algo que les aporte  SEGURIDAD (en todo aspecto). Por lo general, los bebés de 0 a 6 meses, están acostumbrados a estar con sus padres, a sentir una compañía, algo palpable e inmediato a sus manos, algo suave que les haga sentir compañía. Por otra parte, los primeros meses de vida son vitales para la estimulación y motricidad, entonces, ¿por qué no motivarlos con colores, sonidos y luces?  Seguro ya estás pensando en algo… ¡Peluches y móviles!

  


Luego de los primeros seis meses de vida (hasta los 12 meses), llegan cambios importantes como la aparición de dientes, nuevas destrezas (sentarse, por ejemplo), agarrar con más fuerza,  y la coordinación de sus movimientos, así que para esta etapa es ideal jugar con: mordelones o rasca encías, sonajeros, bloques, bolas y demás elementos que ellos puedan agarrar, tirar y perseguir. ¡Suerte mamá! Se aproxima una etapa de mucho movimiento.


¡Llegamos al primer año de vida! Desde los 12 hasta los 18 meses, nuestros bebés desarrollan el habla. ¡Siiii, las primeras palabras! Compremos y regalemos libros, si, libros. Los libros didácticos especiales, esos que vemos a menudo con más dibujos que letras. No es una pérdida de tiempo, pues los niños en esta etapa aprenden mucho de lo que ven. Llevémoslos a la cama con cuentos divertidos de dibujos, así les damos la oportunidad de que desarrollen su imaginación y su lenguaje contando la historia a la par que tú.     

      
De 18 a 24 meses empieza la etapa de diversión: Pinturas, música, colores y artesanías ¡esta es la etapa de impulso a su coordinación! Compremos juegos didácticos, rompecabezas de piezas grandes, pinturas, plastilina y colores.  


Después de los 2 años hasta los 36 meses, nuestros ya no casi tan bebés, se empiezan a identificar, imitar y desarrollar su vocabulario. Tengamos a la mano cartillas de aprendizaje, juegos de roles y libros para colorear. Un plus: ¿Saben esos carritos de ambulancia? ¿La Barbie doctora? Son ideales para ir conociendo el mundo a través de los juguetes.

Por último: ¡Disfraces! Si, desde los 3 a los 5 años nuestros pequeños persiguen un personaje de fantasía, ¿por qué no dejarlos ser su personaje favorito mientras aprenden de la realidad? 

Luego de los 5 es imposible, ya ellos mismos hacen la carta de Navidad. 

*Todos los productos anteriormente mencionados están disponibles en www.surtibaby.com